Consistencia en el empleo


Como ser humano solemos estar constantemente en un cambio, ya sea para mejor o para peor, es como si nuestra propia anatomía nos estuviese pidiendo que nos convirtamos en algo diferente a lo que fuimos el día anterior y que siempre estemos evolucionando. Es por ello que cuando se dice que si conoces a alguien y no lo ves por un año, entonces ya lo has dejado de conocer, porque la gente a través de la experiencia empieza a cambiar con el fin de adaptarse al ambiente en el cuál está viviendo y conforme ese ambiente cambie, también lo hará la persona como tal.

Teniendo todo eso en cuenta hay que decir que a pesar de que cambies como persona eso no implica que también debas de cambiar a nivel profesional a menos que no sea para convertirte en alguien mejor, a ello lo que nos referimos es que el ser constante en un empleo puede suponer algo positivo para un aumento de sueldo, para que se te ofrezca un mejor cargo o para poder mantenerte en un lugar con una paga segura sin importar la economía del país. El ser consistente se trata de eso, es mantener tu calidad de trabajo y tu ritmo a pesar de las adversidades que estés pasando en tu vida personal o en tu vida fuera del empleo.


No quiere decir que tengas que ser como un robot porque a todos es normal que nos agobien las emociones de vez en cuando pero sí es conveniente decir que mientras más logres mantenerte en tu empleo, darás una mejor imagen a tus superiores porque estás demostrando tener un gran nivel de inteligencia emocional al poder controlar tus emociones a pesar de lo que esté ocurriendo a nivel interno en tu cuerpo. 
AD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Servicio Publico De Empleo. All rights reserved. Template by CB | Published By Kaizen Template | GWFL | KThemes